bars-menu-icon
bars-menu-icon
close-menu-icon
prev-icon
Line 3 Copy 5
Abelé 1757
1757
Interview de Marie Guillemot pour Abelé 1757

Marie Guillemot, Florista

15 septiembre 2021

Marie Guillemot, propietaria del taller de diseño floral y vegetal MG, nos abre las puertas de su taller situado en el número 6 de rue de l’Université en Reims. La artesana hace un repaso por su carrera, la pasión floral que la mueve desde hace años, su enfoque artístico, su relación con el tiempo y muchos otros temas para la Maison Abelé 1757.

¿Cómo empezó su aventura en el diseño floral?

Todo empezó hace unos quince años, cuando aún vivía en Versalles. Tomaba regularmente clases de arreglos florales en una asociación de horticultura. ¡Y me encantaban! Tanto es así que opté por reciclarme para una nueva carrera haciendo un CAP(1) de un año en Jouy-en-Josas (78). Alternaba mis semanas entre las clases y la formación en una empresa.

Si hubiera que elegir una palabra para describir su profesión, ¿cuál sería la más adecuada: artista, artesana o directora?

Artesana y artista, seguramente. Directora, en cierto modo. No buscamos una puesta en escena impresionante. De hecho, buscamos lo contrario. Es más bien un momento poético. Que el ramo diga algo a la persona que se cruza en su camino. Que se note al entrar en el vestíbulo de un gran hotel, pero también al salir. Que le emocione cada vez que pase por delante. Que le hable, más que impresionarle. Eso es en realidad lo que buscamos en el taller.

¿Podría explicar su enfoque artístico al adornar con flores un lugar?

Antes de florear, es fundamental hacerse una idea del lugar y de sus volúmenes. Se debe conseguir ocupar el espacio sin recargarlo. Luego viene el ambiente general, el ADN del lugar. Por último, hay que tener en cuenta la razón de ser del pedido: las personas que acuden al lugar.

El mensaje es diferente entre un ramo de flores para un seminario y para la bienvenida a una vip en un restaurante. La historia que se cuenta debe ser diferente. El mensaje debe captarse más rápidamente y su impacto debe ser más fuerte. Todo es cuestión de contexto.

¿Cómo funciona su proceso creativo en su trabajo?

Para los proyectos grandes, a veces pongo mis ideas en papel. Pero esto es bastante raro Muy a menudo, lo tengo todo en mi cabeza. Lo más difícil es encontrar la línea. Conseguirlo supone una pequeña alegría. Se tiene la sensación de despegar y de que el ramo va a ser muy fluido de conseguir. Es en este preciso momento cuando una se ve completamente desviada por la inteligencia de las manos. Ellas son quienes crearán la idea que teníamos en mente. La harán suya. Por eso nuestra profesión es ante todo artesanal. Todo es muy intuitivo. Las manos hablarán por nosotros y nos llevarán a otra cosa.

¿Cómo se integra el tiempo en sus creaciones?

El tiempo nos guía en la elección de las flores. Debe permitirnos saber cuándo estarán en todo su apogeo. Hay que tomarse el tiempo necesario para dejarlas abrirse e imaginar su futuro.

Un ramo vive después de nosotros. Una vez en la sala, sigue evolucionando y haciendo su vida. Si se toma el tiempo de mirarlos, verá que algunos buscan la luz. Otros se apartarán del jarrón… no es una decoración fija en un momento exacto. El ramo evoluciona. Necesita tiempo. Como nosotros, cuando hacemos nuestros ramos. Debemos sumergirnos e imaginar cómo el tiempo dará forma a nuestra creación.

Vos Sus creaciones decoran los grandes hoteles, palacios y restaurantes con estrellas franceses. ¿Cómo encajan sus creaciones en el arte de la mesa?

Un ramo es ya el arte de recibir. Esté o no en la sala, siempre está ahí para recibir al huésped. En la mesa de un restaurante, se convierte en parte del arte de la mesa. Un arte que evoluciona con las épocas, desde el estilo del ramo hasta el tipo de vajilla utilizada o la decoración del lugar. Hay que evitar a toda costa «robar el protagonismo», ya sea de los platos gastronómicos de los chefs o de los aromas de los vinos. Nunca verá una flor demasiado perfumada en una mesa a riesgo de molestar a una nariz un poco fina. Sin embargo, un ramo de flores es más que un simple objeto decorativo. Debe tener sentido para que todos estos elementos se respondan entre sí, se potencien mutuamente y se integren a la perfección.

¿Cuáles son sus fuentes de inspiración?

La pintura ocupa un lugar importante. Hace dos semanas, hice un centro de mesa para un pedido. El objetivo era recrear la decoración de la mesa de una boda real que tuvo lugar en 1869. Lamentablemente, no hay fotos de la sala de recepción ni de la mesa en cuestión. No hay nada en lo que apoyarse. Tuvimos que volver a los cuadros de bodegones para hacernos una idea de los estilos de ramos de la época. En una dimensión más contemporánea, me encanta la moda y especialmente la alta costura. Los drapeados, los cortes de las prendas… es todo muy inspirador. Aunque tenga poco que ver con el diseño floral (risas).

¿Puede hablarnos del simbolismo de las flores en sus creaciones?

Nunca voy a decir «Las rosas son tan…» ni «Hace falta un número par de…». Este simbolismo no me habla. Por el contrario, el aspecto de un ramo es más importante para mí. Me detengo cuando es hermoso.

También hay algo que siempre miro: la poesía. Nuestro sello en el taller es dar la sensación de «regresar de un paseo». Un paseo por la naturaleza recogiendo flores. Por ejemplo, me encanta poner moras pequeñas, bayas o hierbas para aportar un toque delicioso a las mesas. Sin embargo, este ambiente de «jardín» no significa «campestre». Es más bien un «trozo de jardín».

¿Cómo trabaja con las diferentes etapas de la vida de las flores?

Mis ramos se trabajan como en la naturaleza. En la parte superior, se encuentran las flores en capullo. Por otro lado, las más florecientes se sitúan más hacia el centro del ramo. También podemos establecer un paralelismo con las etapas de maduración del vino. Algunos alcanzarán su punto álgido antes de ir bajando poco a poco en aroma y poder de permanencia. Es muy bonito verlos evolucionar, muy evocador.

¿Cómo consigue transmitir su pasión a quienes le rodean y a su equipo?

De base, tenemos un equipo de personas apasionadas. Es un placer increíble trabajar juntas. Sin mediar palabra, se crea una emulación creativa. Hay una energía creativa muy estimulante. A veces, nos cortamos para decir «Ah, pero pensaba en…», «¡Pero yo también quería…! «. Pone los pelos de punta (risas).

También tratamos de inculcar a nuestros aprendices una mentalidad de «mirar y sentir». Que aprendan a abrir los ojos a la naturaleza y al mundo. Cuando viajo, siempre llevo un cuchillo de florista y unas tijeras de podar en el bolso, ¡y paro en todas partes! Me apasiona tanto mi trabajo que mis viajes al extranjero siempre empiezan con una visita a las floristerías (risas).

Texte – Geoffrey Chateau | Photo – Julien Gérard-Maizières

Share on facebook
Share on twitter
Share on pinterest
Share on whatsapp
Share on email

a descubrir

Formation arrondie de la boule par un artisan verrier Sydonios | Champagne Abelé 1757
Actualidades

Sydonios, el arte de la fusión

Etienne Eteneau, Jefe de Bodega Abelé 1757 ©Agence Discovery
Cuvées

Visita a las bodegas de Abelé 1757 con Étienne Éteneau, Jefe de Bodega de la Maison.

Etiquetado de la vela artesanal Abelé 1757 Blanc de Blancs de Marsault
Lifestyle

Un encuentro luminoso con el taller artesanal Marsault

Benoit Deloffre en el huerto de la Assiette Champenoise - Champagne Abelé 1757
Gastronomía

Benoît Deloffre, horticultor con tres estrellas

Assiettes Champignon réalisées par la céramiste Virginie Boudsocq - Champagne Abelé 1757
Gastronomía

Virginie Boudsocq, ceramista en las mesas con estralla

Encuentro con Philippe Mille, chef estrella de Les Crayères
Gastronomía

Encuentro con Philippe Mille, chef estrella de Les Crayères

a descubrir

Formation arrondie de la boule par un artisan verrier Sydonios | Champagne Abelé 1757
Actualidades

Sydonios, el arte de la fusión

Etienne Eteneau, Jefe de Bodega Abelé 1757 ©Agence Discovery
Cuvées

Visita a las bodegas de Abelé 1757 con Étienne Éteneau, Jefe de Bodega de la Maison.

Etiquetado de la vela artesanal Abelé 1757 Blanc de Blancs de Marsault
Lifestyle

Un encuentro luminoso con el taller artesanal Marsault

Benoit Deloffre en el huerto de la Assiette Champenoise - Champagne Abelé 1757
Gastronomía

Benoît Deloffre, horticultor con tres estrellas

Assiettes Champignon réalisées par la céramiste Virginie Boudsocq - Champagne Abelé 1757
Gastronomía

Virginie Boudsocq, ceramista en las mesas con estralla

Gastronomía

Encuentro con Philippe Mille, chef estrella de Les Crayères

logo-abele-1757-bk

Bienvenido. Confirma si tienes 18 años